La IMMR (Movimiento Internacional por Reforma Monetaria, por siglas en inglés) es una coalición internacional de organizaciones sin ánimo de lucro de todo el mundo que aboga por un sistema monetario al servicio de la sociedad. Mantenemos un objetivo muy claro y específico, a saber, cambiar la forma en que se crea y asigna el dinero, pero no somos dogmáticos en cuanto a la forma de aplicar nuestra propuesta, ya que los detalles variarán de un país a otro. Para servir a este objetivo, la IMMR apoya y se pone en contacto con varias organizaciones nacionales socias para compartir ideas, debatir investigaciones e intercambiar las mejores prácticas. Unidos en un movimiento global a favor de la reforma monetaria, esperamos que venga el día en que los sistemas monetarios sean los pilares de una sociedad justa al servicio de la sostenibilidad, la estabilidad y la prosperidad.

El Problema

En las últimas décadas, los sistemas monetarios y financieros mundiales han cambiado considerablemente debido a las nuevas tecnologías, los cambios en la regulación y la globalización. Actualmente, lo que utilizamos como dinero lo crean los bancos privados cada vez que conceden un crédito. Sólo una pequeña parte de la oferta monetaria (billetes y monedas) la emiten los Estados y los bancos centrales. Como resultado, tenemos un sistema que no funciona en interés del público y provoca los siguientes problemas:

Desigualdad y concentración de la riqueza: La creación monetaria por parte de los bancos hace crecer el valor de los activos financieros y la deuda mucho más que el PIB. El resultado es una distribución desigual de la renta y la riqueza a favor de los ricos y que la renta financiera crece en detrimento de la renta del trabajo.

Inestabilidad financiera: La creación monetaria por parte de los bancos es procíclica: demasiada en un boom y demasiado poca en una recesión, lo que aumenta los ciclos pronunciados de boom y retroceso. Además, el sistema bancario es intrínsecamente inestable debido al problema de pánicos bancarios y requiere amplios rescates y garantías en una crisis para evitar un colapso general de la economía.

Altos niveles de deuda: Como la mayor parte del dinero se emite como crédito bancario, la oferta monetaria endeuda la sociedad.

Insostenibilidad: El sistema monetario bancario impide el desarrollo sostenible y explota a la sociedad y al planeta.

Injusticia y bancos privilegiados: El poder de crear dinero da a los bancos una ventaja injusta sobre todas las demás instituciones y/o actores de la economía. Son principalmente los bancos privados que determinan cuánto dinero se crea y adónde se destina el nuevo dinero, en función de la maximización de sus propios beneficios y no de las necesidades de la economía.

Nuestra Propuesta

Proponemos una transición hacia un sistema monetario soberano en que:

Todo el dinero oficia – ya sea efectivo, dinero en cuenta o nuevas formas de moneda digital – sea creado por una autoridad monetaria estatal, según las necesidades de la economía en un proceso transparente y que rinda cuentas.

Se cree el dinero libre de deudas, y se invierta directamente en la economía a través del Estado mediante el gasto público o se distribuya directamente a los ciudadanos como un dividendo equitativo.

Los bancos privados no puedan crear dinero oficial como crédito. Sólo actúan como proveedores de servicios de pago y/o intermediarios financieros prestando e invirtiendo el dinero oficial existente, que obtengan de ahorradores e inversores.

Aunque esta es nuestra visión a largo plazo, apoyamos las ideas, estrategias y propuestas monetarias para avanzar hacia este objetivo.

=====

Enlaces:

About The IMMR & Our Manifesto“ (Fuente original)

IMMR (Movimiento Internacional por Reforma Monetaria)

La Reforma del Dinero Soberano (Esta página web está destinada a ser un lugar de encuentro inicial para todos aquellos que quieran contribuir a cambiar radicalmente el sistema monetario actual con todas sus disfunciones e inequidades.)